portada del disco

Una de las cosas que más me emociona, sorprende y fascina de PLAY es cómo todo lo que rodea a la historia ha surgido de una manera tan natural y orgánica.

Cuando comencé a escribir la novela no me planteé en ningún momento que las canciones que yo imaginaba en mi cabeza pudieran llegar a cobrar vida. Pero cuando terminé el primer borrador de la historia y se lo pasé a Sofía Rhei para que le echara un ojo y me diera su opinión, ella, por su cuenta y riesgo, compuso el tema Friends With Fries que yo mencionaba de pasada en uno de los capítulos de Aarón.

La canción me gustó tantísimo que le propuse hacer dos más: ILU y PLAY. Fue entonces cuando hablé con Raúl López, amigo con quien ya había trabajado para los singles de Cuentos de Bereth y Tempus Fugit, para proponerle que se encargase de la producción de los temas. Tras explicarle el proyecto y enseñarle las canciones cantadas y tocadas en guitarra por Sofía se le ocurrió una idea mejor: grabar el disco completo. Trece temas originales y autónomos de la novela en sí, pero que quienes leyesen el libro reconocerían como obras del propio Aarón.

Pero para ello necesitábamos encontrar una voz que nos gustara a todos y que fuera exactamente como yo la describía en el libro. Fue entonces cuando, ya fuera por casualidad o gracias al Karma, dimos con la persona indicada: Miguel Rivera (https://twitter.com/michael_riv).

Residente en Murcia y de madre escocesa, Miguel forma parte del grupo DOLLAR ACADEMY y tanto Raúl como yo le conocíamos por diferentes razones. Cuando le conté el proyecto de PLAY, se mostró muy interesado y enseguida aceptó prestarle su voz a Aarón para las canciones que podéis encontrar en iTunes, Spotify y tiendas de música...
JAVIER RUESCAS